PREDNISONA

PREDNISONA

Composición 

Cada tableta contiene 5 mg y 20 mg de prednisona

Características farmacológicas

La prednisona es un análogo sintético de los glucocorticoides, con potentes propiedades anti-inflamatorias, causa profundos y variados efectos metabólicos, y modifica la respuesta inmune.

Indicaciones

Alteraciones endócrinas: insuficiencia adrenocortical primaria o secundaria, hiperplasia adrenal congénita, tiroiditis no supurativa, hipercalcemia asociada al cáncer. Alteraciones reumáticas: tratamiento de corto plazo como coadyuvante en artritis psoriásica, artritis reumatoidea y artritis reumatoidea juvenil, espondilitis anquilosante, bursitis, tenosinovitis no específica, artritis gotosa aguda, osteoartritis post-traumática, epicondilitis. Enfermedades del colágeno: terapia de mantenimiento o durante la exacerbación del lupus eritematoso sistémico, polimiositis, carditis reumática aguda. Enfermedades dermatológicas: pénfigo, dermatitis bulosa, eritema multiforme severo, dermatitis exfoliativa, micosis fungoide, psoriasis severa, dermatitis seborreica severa. Alergias: rinitis alérgica estacional, enfermedad del suero, asma, dermatitis de contacto y atópica, reacciones de hipersensibilidad a las drogas. Enfermedades oftalmológicas: procesos inflamatorios y alérgicos agudos y crónicos como la conjuntivitis alérgica, queratitis, úlcera marginal corneal, herpes zoster oftálmico, iritis e iridociclitis, corioretinitis, inflamación de segmento anterior, uveítis difusa posterior y coroiditis, neuritis óptica. Enfermedades respiratorias: sarcoidosis sintomática, síndrome de Loeffler, beriliosis, tuberculosis pulmonar diseminada o fulminante, pneumonitis por aspiración. Alteraciones hematológicas: púrpura trombocitopénica idiopática en adultos, trombocitopenia secundaria, anemia hemolítica adquirida, eritroblastopenia, anemia hipoplástica congénita. Enfermedades neoplásicas: leucemias y linfomas del adulto, leucemia aguda en niños. Estados edematosos: para inducir diuresis o remisión de proteinuria en el síndrome nefrótico sin uremia de tipo idiopático o por lupus eritematoso. Enfermedades gastrointestinales: colitis ulcerosa, enteritis regional. Otras: meningitis tuberculosa, triquinosis con compromiso miocárdico o neurológico.

Contraindicaciones

Infecciones micóticas sistémicas y antecedentes de hipersensibilidad.

Advertencias

En pacientes con estrés inusual incrementar la dosis. Durante el tratamiento pueden aparecer o enmascarar signos de infección por afectar la inmunidad celular y humoral. Las infecciones pueden ser leves o a veces incluso fatales. El uso prolongado puede producir catarata posterior subcapsular, glaucoma con posible daño del nervio óptico y aumentar el riesgo de infecciones oculares.

Embarazo

Evaluar riesgo beneficio antes de administrar, controlar por posibles signos de hipoadrenalismo. Dosis elevadas pueden aumentar la presión arterial, retener agua y sodio e incrementar la eliminación de potasio y calcio, por eso es necesario restringir la sal y suplementar potasio. No administrar vacunas por posibles riesgos neurológicos o alteraciones de la respuesta inmune. La prednisona es útil en la tuberculosis activa siempre que se acompañe de un apropiado tratamiento antituberculoso, igualmente administrar con cuidado en pacientes con infestaciones por strongiloides porque puede producir hiperinfecciones por este parásito.

Precauciones

La insuficiencia adrenocortical secundaria al uso de la droga se puede minimizar reduciendo gradualmente la dosis, administrar en forma paralela sodio y mineralocorticoides. Utilizar con precaución en pacientes con: herpes simple ocular, alteraciones psíquicas, inestabilidad emocional, colitis ulcerosa no específica u otras infecciones piógenas, ulcera péptica activa, insuficiencia renal, hipertensión, osteoporosis y miastenia gravis. Debe vigilarse el crecimiento y desarrollo de niños en terapia prolongada. Las complicaciones son dependientes de la dosis y del tiempo de tratamiento, por eso es necesario evaluar riesgo beneficio en cada paciente. Interacciones medicamentosas El fenobarbital, fenitoina y rifampicina disminuyen las concentraciones séricas de corticoides y se requiere ajustar la dosis. La troleandomicina y ketoconazol inhiben el metabolismo de los corticoides por ello debe ajustarse la dosis para evitar efectos tóxicos. Los corticoides pueden disminuir los niveles séricos de aspirina. Con anticoagulantes vigilar los índices de coagulación.

Reacciones adversas

Alteraciones de líquidos y electrolitos: retención de sodio y de fluidos, insuficiencia cardíaca en pacientes susceptibles, pérdida de potasio, hipertensión, alcalosis hipocalémica. Alteraciones musculo-esqueléticas: debilidad muscular, miopatía, pérdida de la masa muscular, osteoporosis, ruptura del tendón de Aquiles, fracturas vertebrales, necrosis aséptica de la cabeza del fémur, fracturas patológicas de huesos largos. Gastrointestinal: ulcera péptica, perforación y hemorragia, pancreatitis, distención abdominal, esofagitis ulcerativa, incremento de las transaminasas. Dermatológico: alteraciones en la cicatrización de heridas, petequeas, equimosis, eritema facial, incremento de la sudoración. Neurológico: convulsiones, incremento de presión intracraneal con papiledema, vértigo, cefalea. Endócrino: irregularidades menstruales, estado cushinoide, supresión del crecimiento en niños, disminuye la tolerancia a los carbohidratos, manifestaciones de diabetes latente, incremento de requerimientos de insulina o antidiabéticos orales. Oftalmológicas: catarata subcapsular posterior, incremento de presión intraocular, glaucoma, exoftalmos. Metabólico: catabolismo proteico. Otras: urticaria y otras reacciones alérgicas, anafilácticas y de hipersensibilidad.

Posología

Individualizar la dosis de acuerdo a la severidad de la enfermedad y a la respuesta del paciente. Descontinuar en forma gradual si el tratamiento se prolongó por más de 5 días. La dosis inicial de la prednisona puede variar de 5 mg a 60 mg por día. Posteriormente puede mantenerse la dosis o ajustarse hasta alcanzar una respuesta clínica satisfactoria. En la exacerbación aguda de la esclerosis múltiple la dosis es de 200 mg/día por una semana seguida por 80 mg pasando un día por un mes. En la terapia de mantenimiento, la prednisona puede administrarse pasando un día de preferencia en las mañanas. La dosis será la correspondiente a la suma de la dosis de dos días. Ajustar la dosis según la respuesta y evolución clínica (exacerbaciones o remisiones), y situaciones de stress (cirugía, infección, traumatismo). Durante estas últimas, puede ser necesario aumentar transitoriamente la dosis.

Presentaciones Comerciales

Tabletas de prednisona de 5 mg. Caja por 30 tabletas. Tabletas de prednisona de 20 mg. Caja por 30 tabletas.

Producto Categoría: